26 nov. 2012

Tortilla de acelgas

Hoy os traigo la segunda tortilla de nuestro recetario. Básicamente es el mismo proceso siempre, lo único que cambiará será el contenido de la misma. En este caso usé un buen puñado de acelgas recien cogidas del huerto. Las acelgas son fuentes de magnesio, vitamina C, B9, fibra y calcio. Espero que la disfruteis.


Ingredientes

Harina integral de trigo
Curry
Hojas de acelgas
1 diente de ajo
Aceite de oliva y sal


Separamos bien de cada hoja, con un cuchillo, la parte verde del tronco (las hojas de las pencas).
Picamos finamente esa parte verde. Hervimos en agua durante 10 minutos* y escurrimos.
Salteamos éstas con un chorreón de aceite, ajo picado y sal. Reservamos.
Para hacer la masa vertimos y batimos ahora en un ‘bol’: harina, un poco de curry, sal, unas gotas de aceite de oliva y agua. Intentamos conseguir el espesor que se parezca al del huevo batido.
Echamos ahora las acelgas al recipiente de la harina y mezclamos bien.
Es importantísimo equilibrar la proporción de verduras y masa.
No debe quedar nunca mucha más masa que verduras, pues saldría harinosa y muy blanda.
Lo ideal es que sobresalga ‘un poco’ las verduras al mezclarla con la masa en el recipiente.
Vertimos en una sartén con un poco de aceite.
Ayudándonos con unas espátulas vamos dándole forma redonda y terminando de guisarla.
Dadle la vuelta para hacerla bien por ambos lados.
Apartamos y dejamos reposar unos minutos antes de servir.

*Intentad id cogiendo la costumbre de cocinar poco las verduras.

25 nov. 2012

Tallarines con salsa de tomate picante

Hoy receta sencilla y fácil. Prepararemos una salsa de tomate ligueramente picante para acompañar a un poco de pasta u otra cosa que se os ocurra. Si le poneis paciencia y cariño el resultado es una salsa natural y de sabor espectacular. Disfrutadla.


Ingredientes:

Tomates maduros (500-600 gr)
Tallarines
Pimienta cayena
Albahaca en especie
Pimienta negra molida
2 dientes de ajo
Aceite de oliva y sal


Cocer la pasta en abundante agua. Escurrir y apartar.
Pelamos los tomates de pera y los cortamos a trozos pequeños.
En una sartén, echamos un chorreón de aceite oliva, picamos los ajos, la pimienta cayena* y rehogamos.
Echamos ahora a la sartén los tomates, la albahaca, la pimienta y salamos.
A fuego medio vamos dejando que se hagan.
Cuando empiece a tener consistencia de salsa la apartamos y pasamos por la batidora.
Una vez pasado por la batidora, la terminamos de cocer a fuego medio durante 20 minutos.
Volvemos a salar y especiar si vemos necesario.
Cuando veamos que se reduce la salsa y está en su punto vertimos junto con la pasta y listo.

* ¡Cuidado que pica bastante! Suelo echarle sólo una cayena desmenuzada y ya va bastante bien. 

22 nov. 2012

Ensalada de algas con remolacha y aguacate

Después de un parón largo sin publicar nada, hoy traigo una nueva receta a base de la conocida alga agar-agar. Es fácilmente encontrable en cualquier herboristería o supermercado oriental y con ella podremos preparar diferentes platos, en especial gelatinas y ensaladas. Es un alimento rico en fibra, potasio, hierro y calcio.


Lo realmente importante a la hora comerlo en 'crudo' es dejarla en remojo la noche antes de su utilización. La verdad es que incluso con 2-3 horas de remojo he comprobado que queda bien hidratada y es totalmente comestible, pero siempre se recomienda unas 12 horas en agua. Nosotros vamos a usar las algas en forma de tiras, no las ralladas o en copos (más usadas éstas para crear flanes o gelatinas).


Ingredientes

Alga agar-agar
Remolacha natural
Aguacate
Azúcar integral
Vinagre de arroz (o normal si no tenemos)

Cortamos unas tiras de algas en seco y las dejamos unas 12 horas en remojo.
Posteriormente las escurrimos y apartamos.
Cortar ‘a la juliana’ la remolacha natural y la 'carne' del aguacate.
Mezclamos todo en una fuente o plato añadiendo un poco de caldo de remolacha natural.
En un cacillo hervimos una vinagreta con: un chorreón de vinagre de arroz, 2 cucharadas de azúcar integral, y un poco de agua*.
Cuando rompa a hervir lo apagamos, removemos bien y vertimos sobre la ensalada.
Remover bien la mezcla de vinagreta y verduras.
Dejar enfriar, servir y listo.
 
*Éstas proporciones suelo hacerlas a ojo, simplemente buscando conseguir una vinagreta con sabor agridulce.