20 ene. 2013

Chop suey de verduras y tofu con salsa de soja

Dicen que la plabra 'Chop suey' significa en chino 'trozos mezclados', y la verdad que tal significado representa muy bien lo que es este plato tan conocido. Nosotros vamos a preparar una versión con verduras, tofu y salsa de soja. Podeis experimentar infinidad de cambios, pues mientras se troceen los ingredientes y se salteen mezclados, estareis haciendo un buen 'chop suey'. ¡Disfrutadlo!
 
 
Ingredientes: 
 
Verduras recomendadas:
Cebolla
Zanahoria
Col blanca
Brotes de soja
Champiñones
Setas chinas
Bambú
Pimiento rojo
Pimiento verde


Otros ingredientes:
Salsa de soja
Jengibre en polvo
Tofu duro
Aceite de oliva


Mezclamos en un recipiente un chorreón de salsa de soja con jengibre en polvo y lo dejamos reposar. Troceamos ‘a la juliana’ todas las verduras que queramos usar y cortamos el tofu en dados. Echamos las verduras escurridas y el tofu en la sartén con un poco de aceite y salteamos. No dejamos que se pochen las verduras pues tienen que quedar crocantes. Apagamos el fuego y echamos la soja que teníamos preparada sobre las verduras. Con el mismo calor que queda mezclamos bien y presentamos en el plato.

18 ene. 2013

Como hacer seitán

El seitán no es más que gluten de trigo separado de lo que sería la harina. Se le suele denominar 'carne vegetal' pues es verdad que una vez preparado da el aspecto de ésta. Hay infinidad de platos que se pueden preparar con él, pero nosotros aquí vamos a intentar explicar como se realiza la masa principal y a partir de aquí preparar unos filetes de seitán, plato típico de este producto. 


En cuanto a sus propiedades nutricionales tenemos que decir que contiene muy pocas grasas y a la vez es pura proteina. El gluten de trigo es eso, la proteina de éste cereal. 100 gramos de gluten de trigo contiene más de 80 gramos de proteinas. Lo podeis encontrar en cualquier herboristería a unos 2,50€-2,70€ el paquete de medio kilo. Depende también de la marca, pero es lo habitual. Puede obtenerse también a través de un proceso de lavado con la harina normal, pero es algo laborioso y por cada kilo de harina no obtienes más de 200 gramos de glutén. Recomiendo mejor que lo compreis.


Ingredientes:

2 vasos de gluten de trigo
2 cucharadas de harina integral
1 cucharada de ajo en polvo
1 cucharada de curry
1 cucharada de sal
1 cebolla
1 zanahoria
Salsa de soja
Aceite de oliva


Primero. En una cazuelita preparamos un pequeño caldo de la siguiente manera: picamos finamente un trocito de cebolla, la rehogamos con unas gotas de aceite, vertimos 3 vasos de agua y un chorreón generoso de salsa de soja. Hervimos unos 4-5 minutos, lo colamos y reservamos.
Segundo. En un recipiente amplio preparamos la masa de seitán de la siguiente manera: añadimos 2 vasos de gluten, 2 cucharadas de harina integral, 1 cucharada de curry, 1 cucharada de ajo en polvo y 1 cucharada de sal (podemos añadirle más especies si queremos). Mezclamos todo muy bien y vertimos poco a poco el caldo colado que teníamos reservado, para así ir amasando y creando la bola de seitán (podemos ayudarnos de un tenedor). El resultado debe ser una masa gomosa y algo extraña al tacto. No hay que preocuparse, es así, lo importante es que quede compacta. En este paso podemos elegir si congelar parte de ella y guardarla o prepararla toda.
Tercero. En una olla grande cocemos la masa de seitán. Para ello, antes de meter el seitán, debemos llenar la olla de agua por encima del tamaño de la masa que hemos creado, añadimos ½ cebolla pelada, 1 zanahoria cortada en trozos grandes y un buen chorreón de salsa de soja (podemos añadirle más verduras si queremos). Introducimos la bola de seitán y hervimos a fuego alto durante 45 minutos.
Cuarto. Pasado este tiempo, sacamos la masa y la ponemos bajo el grifo un minutillo con agua fría. Escurrimos y dejamos enfriar durante 1 hora para tenerlo listo.

¿Cómo hacemos los filetes? Cortamos finamente, en filetes, un trozo de la masa de seitán. Preparamos un par de dientes de ajo muy picados, una pimienta cayena y aceite de oliva. En un mortero mezclamos los ingredientes y trituramos todo. Echamos un chorreón de ese aceite en una sartén, salamos y añadimos eneldo a los filetes y los salteamos bien. El truco está en dorarlos bien por ambos lados, pues al tostarse el seitán adquiere un sabor fantástico. Al servir en un plato puede añadírsele por encima salsa de soja para darle un toque buenísimo. ¡Qué lo disfruteis!


14 ene. 2013

Rooibos


Empezamos nuestra sección de plantas medicinales con el conocidísimo Rooibos, una planta de Sudáfrica que significa al parecer ‘arbusto rojo’. La verdad es que la infusión que preparemos con ella tomará un color rojizo, así como un sabor ligueramente dulzón muy agradable. Es muy barata y a la vez muy fácil de conseguir por lo que recomiendo que la tengais siempre por casa y os acostumbreis a tomarla. Si la acompañais con un trozo de canela en rama vereis el maravilloso sabor que se obtiene.

¿Qué decir de sus efectos? Tiene efectos beneficiosos sobre trastornos digestivos e intestinales. Viene bien para cuidar la dentadura (alto contenido de flúor). Tiene efectos antioxidantes y anti-radicales libres (vitamina C y flavonoides). Mejora los problemas de la piel. Aporta bastantes minerales (potasio, calcio, hierro, magnesio o zinc). No contiene teína, por lo que no afectará a nuestro sistema nervioso.

Por ello, si tomais rooibos podeis ayudar a conservar sin caries vuestros dientes, ayudar a las digestiones, eliminar radicales libres de vuestro cuerpo, mejorar ciertos problemas de piel y además no es estimulante. Por lo que muchos lo consideran un sustituto del té rojo (el cual contiene mucha teína).

Os animo a experimentadla, os aportará cosas buenas a vuestra vida.

13 ene. 2013

Nueva sección: infusiones medicinales

A partir de hoy estrenamos una nueva sección en el blog titulada Infusiones medicinales. La idea es ir colgando algo más que recetas alimenticias, pues es importante también incluir en nuestra filosofía de vida los beneficios de las infinitas plantas curativas. 

Llevo años tratándome con ellas, por lo que os aseguro que usadas regularmente y acompañadas de una dieta alcalina vegetariana, así como movimiento físico y quietud mental, es muy dficil que uno enferme. Poco a poco iré mostrándoos mi herbolario particular, presentando infusiones de plantas que he ido testeado en mí mismo y explicando los beneficios que nos pueden aportar. 

Esta sección es un paso más para ir alejándonos del paradigma medico-científico existente. Volvamos a la naturaleza para recuperar lo que nos quieren quitar: nuestro equilibrio psicosomático.



Puré de patatas

Vamos hoy con otra receta sencilla: puré de patatas vegano. Usaremos leche de soja u otro tipo de vegetal para sustituir la mantequilla/leche animal. El resultado es fabuloso y mucho más sano. Disfrutadla.


Ingredientes:

Patatas
Leche de soja
Pimienta negra molida
Estragón
Aceite de girasol y sal


Pelar las patatas, cortarlas en trozos grandes, lavarlas y cocerlas.
Cuando estén tiernas las escurrimos y ponemos en un recipiente. Añadimos un chorreón de leche de soja (según el espesor que queramos), un poco de aceite de girasol, pimienta negra, estragón y sal. Con un tenedor ir removiendo y amasando el puré. Servir y listo.

9 ene. 2013

Arroz con champiñones, guisantes y salsa de soja

Hoy traigo un plato de arroz, hacía tiempo que no presentaba algo con este cereal. Éste en concreto fue de los primeros platos que probé para ir conociendo el mundo vegetariano. También he probado versiones añadiéndole soja texturizada, con la que también sale muy bien. Disfrutadla.


Ingredientes:

½ vaso de arroz (el que querais)
1 trozo de cebolla
2 dientes de ajo
1 puñado de guisantes (cocidos es mejor)
Champiñones
Perejil fresco
Pimienta negra molida
Salsa de soja natural
Aceite de oliva y sal


Cocemos el arroz, escurrimos y reservamos.
Picamos la cebolla, los ajos y el perejil muy fino.
También los champiñones ‘a la juliana’.
Sofreímos con un chorreón de aceite todo ello y salamos.
Echamos ahora el arroz y salteamos mientras mezclamos bien todo.
Añadimos un chorreón de salsa de soja, volviendo a mezclar todo muy bien.
Rectificamos de sal y pimienta si fuese necesario.
Dejar reposar un par de minutos, servir y listo.

1 ene. 2013

Pasta carbonara vegana

Traigo hoy una salsa carbonara facilísima de hacer. La receta es a base de nata vegetal y podeis usar cualquier tipo, aunque recomiendo la de soja o almendra. Disfrutadla.


Ingredientes:

Macarrones integrales
Champiñones
Cebolla
Pimienta molida
Nata vegetal (principalmente soja o almendra)
Aceite de oliva y sal

Cocer la pasta en abundante agua. Escurrir y apartar.
Cortar en láminas los champiñones y la cebolla en trozos pequeños y finos.
Añadir un chorreón de aceite a la sartén y dorar los champiñones junto a la cebolla.
Añadimos la nata vegetal y mezclamos bien junto a las verduras. Salpimentamos.
Dejamos que se mezclen los sabores a fuego más bajo unos 3 minutos.
Añadir ahora los macarrones, mezclamos todo junto y rectificamos de sal y pimienta si vemos necesario.
Con el fuego apagado, se deja reposar en la sartén un par de minutos y listo.