30 jul. 2013

Mijo en cocción básica

Presentamos hoy un nuevo cereal característico de la dieta macrobiótica: el mijo. Es un alimento recomendado para celíacos al no contener gluten, pudiénsose hacer con él un rico cuscús ya que su textura recuerda mucho a la sémola de trigo duro. Es bastante protéico, así como contiene gran cantidad de hierro, magnesio y es rico en fibra. Las vitaminas del grupo B también abundan en él. Existen distintas variedades de mijo: blanco, negro, perlado... Nosotros vamos a cocinar la versión más común y fácil de encontrar, el blanco. Así, en cocción básica, viene muy bien para acompañar a verduras saltadas, tempe, tofu, etc. Disfrutadlo.


Ingredientes:

1 vaso de mijo
3 vasos de agua
Sal no refinada


Lavamos bien el mijo y lo escurrimos en un colador adecuado (el grano de mijo es muy pequeñito). Lo hervimos con sal a gusto y a fuego medio durante 15-20 minutos. Cuando quede sin agua estará listo.

27 jul. 2013

El mito de los suplementos y la vitamina B12

   
“Sólo tememos lo que ignoramos...”


  Hoy vamos a intentar arrojar algo de luz sobre un par de mitos que tienen en vilo a muchas personas: desde aquellas que intentan cambiar su alimentación hacia un camino más saludable y se sienten algo perdidas, hasta los padres, ti@s, amigos o familiares que no dejan de dar la tabarra por la senda que uno libremente elige explorar. Es verdad, y ponemos aquí especial énfasis, que muchas veces la familia crea un conflicto importante, ya que cada vez son más los nuevos niños que se adscriben a una alimentación consciente, sintiéndose desorientados al no dejar de recibir quejas y amenazas: “que si dejas de consumir animales y derivados puedes enfermar”, “que si puedes incluso morir” (como me diagnosticaron a mí mismo hace ya años), “que si es una chaladura”, etc.

En concreto, este artículo va dirigido a todos esas personas que fundamentan su conocimiento (¿conocimiento?) en el lo ha dicho la tele… he oído… me lo ha dicho un amigo… lo he visto en una revista… en la facultad me enseñaron… lo he leído en un foro de internet, etc. Es cierto aquello que decía Ortega y Gasset de que existe una extraña propensión en los hombres para alimentarse de vaguedades. Las poderosas fuentes de ‘in-formación’ de los que opinan hoy día vienen de todos lados menos del sentarse ellos mismos con papel, libro y lápiz en una mesita de noche durante horas, perdiendo así una gran oportunidad de saciar las carencias de su alma.

El mito de los suplementos


Tenemos un diseño eficiente, una fuente de energía infinita y gratuita (el cosmos) y un recurso cotidiano que nos sustenta (el alimento). Estando en contacto con la naturaleza (aire, sol, tierra), manteniendo eficiente la función corporal (depuración)  y nutriendo correctamente (alimentación vitalizante) ¿por qué hay que pensar en suplementos y energizantes? (Nestor Palmetti; Nutrición vitalizante)

Este texto que acabamos de leer sintetiza perfectamente la solución al problema. En un cuerpo verdaderamente saludable y estable no hay necesidad en absoluto de suplementos vitamínicos, minerales o de cualquier otro tipo. Es otra gran mentira y bulo que nos han colado la industria farmacológica. Nos hemos acostumbrado a que desde fuera nos digan cómo funcionan las cosas en nuestro cuerpo, dejando en manos de otros el trabajo que deberíamos hacer nosotros mismos: aprender a alimentarnos y cuidarnos para así prevenir las enfermedades o las carencias.

Los millones de células que poseemos son organismos que a través de sus funciones nos mantienen con vida, por ello debemos cuidarlas, conocer sus premisas funcionales y poner de nuestra parte para que el metabolismo energético celular sea eficiente al 100%. Las células que dan vida y consistencia a nuestro cuerpo humano NUNCA se equivocan en lo que hacen, así que debemos saber que si hay una deficiencia o malfuncionamiento de un órgano es por una causa externa al mismo: suele ser algo que, principalmente, estamos haciendo ‘mal’ y por tanto los suplementos no nos van a solucionar nada. Es decir: si hay carencias internas es que hay desorden interno.

A partir de lo dicho no cabe pues la necesidad de tomar pastilla alguna, pues descubrimos que el problema que estamos arrastrando no es de carencia vitamínica o mineral sino de la insolvencia depurativa de los órganos, de calidad de los alimentos que ingerimos y/o de desequilibrio en la química corporal. ¿Cuántas veces habremos ido a la farmacia-herboristería corriendo a que nos vendan algún suplemento? Y claro, lo único que nos han vendido ha sido ‘la moto’ y a un precio desorbitado.

Muchos se atiborran con continuas dosis de compuestos inorgánicos, sin imaginar que ello incrementa el desorden, al ser percibida por el organismo como sustancias tóxicas que deben ser neutralizadas y eliminadas. Salvando las distancias. Es como si pretendiésemos combatir un estado anémico ingiriendo limaduras de hierro. (Nestor Palmetti; Nutrición vitalizante)

Expongámoslo más claro –pues aquí radica la importancia del asunto–: si tus órganos internos y el metabolismo celular no están en condiciones óptimas para realizar sus funciones no podrán absorber correctamente los nutrientes que necesitan y entonces tendremos, entre otras cosas, carencias… y a través de la ignorancia –que es mala consejera– te dirán que necesitas corriendo un ‘chute’ de suplementos, pero como el problema interno no se arregla lo normal será que la solución externa no tenga efecto. En suma: manteniendo limpio nuestro interior no tendremos carencias ni problemas de nada.

Todo el follón de los suplementos viene por desconocer cómo funciona nuestro cuerpo… y como consecuencia de ello surge el miedo… y como consecuencia de esta consecuencia entregamos nuestro poder y hacemos caso a unos señores de bata blanca –que dicen que saben mucho–. ¡Uf! ¡Pero qué poderío tienen estos señores de bata blanca! ¡Lo que ellos dicen lo hace la gente! Y digo yo ¿Cómo han podido sobrevivir culturas como el jainismo en la India sin suplementos, complementos o proteínas animales? ¡Y desde el siglo VI a.C.! Afortunadamente los jainas no han tenido nunca molestos señores de blanco satén a su alrededor… y ahí los tenemos, saludables, vivitos y coleando.

Somos poco curiosos y no queremos darnos cuenta de que los médicos dedican años de estudios universitarios a grandes manuales que elabora un sistema corrupto dominado por las farmacéuticas. Un altísimo porcentaje de esos títeres de batín son tan ignorantes como tú o como yo (pero tienen bata y, por tanto, poderío y persuasión). Y han sido estos caballeros los que, entre otras cosas, nos han metido el famoso miedo sobre la vitamina B12 ¿¡Qué la explicación oficial de la B12 también es falsa!? Obviamente, Sí. Los que dirigen el guiñol sobre los muñequitos de blanco hacen todo lo posible para que no despertemos y andemos mendigando carne o suplementos por una aparente necesidad.

El mito de la B12

¿Qué sabemos realmente sobre la B12? Pues lo que nos han contado de boca a oído o hemos leído en algún texto de dudosa reputación en internet, poco más. Dicho esto, veo bien el recordar un texto del maestro Ortega que viene como anillo al dedo:

Si el lector dedica un rato a analizarse, descubrirá con sorpresa –tal vez con espanto– que gran parte de sus opiniones y sentimientos no son suyos, no han brotado espontáneamente de su fondo personal, sino que son bien mostrenco, caído del contorno social dentro de su cuenca íntima, como cae sobre el transeúnte el polvo del camino.
(Ortega y Gasset; Estudios sobre el amor)

Y la verdad que esto es así, pues en el fondo lo que sabemos de la vitamina B12 son ideas espurias de nuestro contorno social, no siendo el conocimiento fundamental de la misma el acto de un investigar y experimentar desde nuestro fondo personal sobre la cuestión. Podemos decir que en la mayoría de los casos ha sido un me lo dicen, me lo creo. Por ello, voy a exponer aquí las ideas principales entorno a este tema, que por lo que vengo investigando y experimentando son bien distintas a las opiniones que escucho.

**********

Cianocobalamina es el nombre técnico de esta vitamina que da tanto miedo a todos aquellos que dejan o quieren dejar de comer cadáveres animales (amén de los pesados omnívoros mal informados que machacan a los neófitos veganos). Dicen que su carencia puede acarrear desde anemias, problemas en la síntesis de ADN, fallos en el sistema nervioso e incluso la muerte. Vamos a ir desglosando una serie de ideas que se suelen plantear en torno a esta sustancia tan controvertida:

a)  Los veganos, al no comer carne, son el gran grupo de riesgo con carencias de vitamina B12.
FALSO. El gran grupo de riesgo son los que siguen una dieta omnívora, presentándose millones de casos de individuos que comen carne y tienen carencias de vitamina B12. Cuando tu dieta vaya siendo más alcalina, más cerca de los alimentos vegetales, vivos y poco cocinados, más salud y armonía psicosomática tendrás.

b)  ¿Cómo? ¿Los que comen carne pueden tener carencias de B12?
VERDADERO. Como hemos dicho antes, el problema está en no tener el interior de tu cuerpo en perfecto estado de funcionamiento. Y en esto los omnívoros y los que no tienen conciencia sobre su alimentación tienen todas las papeletas de sufrir la carencia de B12 (y muchas más deficiencias o enfermedades). En el proceso metabólico de la B12 entran en acción la riqueza y reserva enzimática que poseamos, el fluido biliar y la flora intestinal. Por más carne, huevo o vitaminas en capsulitas que tomes, si tu hígado no funciona bien para segregar la cantidad de bilis adecuada, tu flora está destruida y no tienes reservas enzimáticas el colapso, la carencia y la enfermedad están muy cerca. ¡Ojo!, y al borde de ese estado catastrófico se encuentran la mayoría de personas de nuestra sociedad (nada más hay que sentir los estados vibracionales que transmiten: ira, miedo, odio, enfado continuado por todo…).

c)  ¿Y es verdad que existe la vitamina B12 en el reino vegetal?

VERDADERO. Superalimentos como la levadura de cerveza, las algas wakame, espirulina  o nori son fuentes 100% fiables y ricas en esta vitamina. Pero el establishment va a intentar por todos medios el contradecir esta verdad, injuriando con que no son de buena calidad, que es insignificante su aporte, etc.

d) ¿Y si me hago una analítica y me sale la vitamina B12 baja? ¡Necesito un suplemento!
FALSO. Esta cuestión es muy graciosa porque demuestra la docta ignorancia del paradigma científico actual. Claro, y es que un ‘doctor’ (de docere, docto, sabio… ¡vaya tela!) en su consulta no hace más que repetir los patrones que le enseñaron en la universidad, y el creerse ellos mismos que saben mucho no es sino un rasgo distintivo del haber sido víctimas de un adiestramiento profesional.

En fin, que quede bien transparente esto: la cantidad de vitamina B12 es inversamente proporcional al consumo de proteínas del individuo. Es decir, al consumir menos proteína en nuestra dieta requerirá menos demanda de B12 en nuestro organismo ¡y por tanto puede ser perfectamente normal que un vegano (al dejar de golpe la carne, el huevos y la leche para siempre) se haga una analítica y le salga 'baja' la B12! ¿Sí? ¿Queda clara esta idea? ¿Ya se fue el miedo? ¡Me alegro! Pero claro, a los científicos modernos –al sufrir de adoctrinamiento profesional crónico– no les interesa saber nada de esto que hablamos. Ellos sólo miran una tabla de valores que les dicta una maquinita: si los valores medidos están entre X e Y el resultado será correcto y el paciente se va contento a su casa creyendo que goza de buena salud; así de simple e irrisorio.

De nuevo las estadísticas hacen su trabajo: si salen los números (peso, niveles de grasa, índice de colesterol…), el moderno está ‘sano’; si los números no se alcanzan o se rebasan, el moderno compra una droga, se opera, va al médico, al psicólogo o al cirujano plástico. (Ibn Asad; La danza final de Kali)

e) Pero si esto es verdad ¿estamos diciendo que nuestro cuerpo sintetiza el mismo su propia B12?
VERDADERO. El Dr. Victor Herbert (1927-2002) dedicó parte de su vida al estudio de esta vitamina. Tras años de  investigación, descubrió que la propia bilis secreta diariamente en los intestinos entre 1 y 10 mcg de B12, siendo nuestro requerimiento al día de 0,4 mcg. Como volvemos a observar, lo realmente importante es tener principalmente el hígado limpio y funcionando perfectamente para que pueda realizar sabia y armónicamente la función que tiene reservada. Nosotros podemos equivocarnos y hacer las cosas mal a través de un ego disfuncional, pero recordemos que la naturaleza NUNCA se equivoca.

Visto lo visto, ¿ha quedado todo claro sobre el rollo que nos vienen contando con la B12? Si seguimos una dieta sutil de tipo macrobiótica-vegana, con inclusión de alimentos vivos y no todo cocinado, ayunos terapéuticos para purificar los órganos vitales, meditación, yoga, mens sana y una vida acorde a la propia naturaleza, es imposible que necesitemos suplementos… ¡ni siquiera de B12!. Todo lo demás es un cuento chino de una industria médica que no sabe como tener controlada a las nuevas generaciones que les están dando la espalda a su oscuro negocio. Por tanto, ya estamos en condiciones de decirles que vayan a tomarle el pelo a su abuela (incluido a los veganos y demás promotores de foros, revistas y panfletos que nos cuenten la misma pantomima para sacarnos los cuartos o meternos miedos).

Conclusión vitalista

Como decía Goethe: Es el canto que canta la garganta el premio más cabal para el que canta. Yo ya he dicho, a gusto, lo que tenía que decir aquí. Pero tristemente sigue siendo lo más importante hoy día lo que digan los señores vestido de blanco y sus fieles seguidores  (padres, madres, amigos, políticos, banqueros…). 

¿Qué conclusión podemos sacar de todo lo dicho anteriormente? Lo diré en términos Orteguianos: ¡Dejemos de ser HOMBRES MASA y convirtámonos en auténticos HÉROES de nuestras vidas! ¿Cuánto tiempo más vamos a dejar que nos digan que es lo bueno o lo malo, cómo funcionan las cosas y que debemos o no hacer? ¿Sabéis cuál es el hecho radical que nos diferencia de las otras especies animales del planeta? EL CONOCIMIENTO. Sin él no somos nada, somos meros peleles en manos de los que dirigen los designios del mundo; y así nos va…

Una vida sin investigación no es vividera para el hombre. (Platón-Sócrates; Apología)

Debemos incidir en la cuestión de que cuidar la alimentación lo máximo posible es un hecho central y crucial en nuestras vidas. Simplemente porque el comer es algo que hacemos a diario, pues si tuviésemos que nutrirnos una vez en semana no tendría sentido hablar de dietas depurativas, hábitos alimenticios saludables y entre otras cosas este blog no existiría. La alimentación no tendría entonces repercusión en la salud, pues nuestro cuerpo en esas condiciones de ayuno se limpiaría sólo y tendría todos los motores (órganos) en perfecto estado. ¡Pero desgraciadamente no es así! Y si no apretamos bien esas tuercas y terminamos cediendo nuestro poder en este campo, el resultado será el estancamiento continuado de nuestra tríada conciencia-mente-cuerpo.

La salud es un estado de vitalidad vibrante, donde el cuerpo responde prontamente a los dictados de la razón, donde las emociones son espontáneas productoras de alegrías, esperanza y compasión, donde la mente percibe con claridad, piensa con coherencia y ejecuta con precisión, donde anidan motivos altruistas, prenden con facilidad las causas nobles y se tiene como objetivos prioritarios el conocimiento y la evolución.
(Francisco López-Seivane; Cosas que aprendí de Oriente)

La clave –en esto de la salud– no está en más que conocer el funcionamiento de nuestro cuerpo en relación al Universo y a la propia naturaleza, conocerlo de forma holística y no separado del TODO; aquí empieza y acaba nuestra responsabilidad… menos es un acto de dejadez. Conocer las cosas por separado es el gran problema de la ciencia imperialista, por ello no aciertan apenas nada y van con mucho retraso con respecto a la sabiduría que nos legaron nuestros ancestros. En un camino marcado por la sapiencia todo cuenta y todo aporta, lo único que sobra es la ignorancia y el miedo que llevamos dentro, impidiéndonos avanzar en nuestra tarea de realización como seres humanos.

Ánimo a todos aquellos que están sintiendo un cambio de conciencia a través de la alimentación. Ya sabéis que comer cadáveres animales hoy día no es necesario; qué a través de una dieta vegana bien organizada se alcanzan niveles energéticos óptimos para poder desarrollar nuestras facultades psicosomáticas. ¡Qué nada ni nadie os haga ceder en vuestro empeño!

Recordemos que el conocimiento es PODER; es el arma principal para alcanzar la felicidad y la armonía en nuestras vidas. Con él, mi palabra os doy, sobran todo tipo de suplementos y pastillitas.


               

                Este artículo está dedicado a Carlitos,
niño índigo que abrirá camino en esto
de la nueva alimentación consciente.

25 jul. 2013

Garbanzos en salsa dulce

Aprovechando que hace poco hablamos del sirope de ágave (aquí), vamos a realizar un guisoteo rápido y bien ríco con unos garbanzos y este endulzante. Se hace en un 'plis' y acompaña bien con algún grano de cereal o pasta. Espero que os guste.


Ingredientes

 400 gramos de garbanzos cocidos
1 vaso y ½ de agua (unos 400 ml)
4 cucharadas de salsa tamari
3 cucharadas de harina de centeno integral
1 cucharada de sirope de agave
1 trozo de cebolla
Aceite de oliva no refinado
Sal no refinada

Picar finamente la cebolla y dorar con un chorreón de aceite. Añadimos los garbanzos y salteamos. Incorporamos la harina y mezclamos bien con los garbanzos. A continuación añadimos el tamari, la cucharada de sirope y finalmente el agua. Removemos todo muy bien, añadimos una pizca de sal y dejamos hervir unos 5-6 minutos para que espese la salsa.

20 jul. 2013

Plato combinado 2

Hoy sábado hace un día algo más caluroso de lo que llevamos de verano. Estos días no apetece meterse mucho tiempo en la cocina y preparar platos complicados o muy calientes. Así que, en cuestión de minutos, he preparado unos fideillos soba salteados (receta aquí), una ensalada fresca con uvas y nueces, así como unas rebanadas de pan de centeno con paté de tamarí (receta aquí). Como siempre, un menú deliciosos para degustarlo lentamente. Disfrutadlo. 


Tallarines soba con cebolla y nori
Ensalada con uvas y nueces
Pan de centeno con paté de tamari

17 jul. 2013

Papa vitalizante

Con esta entrada quiero presentar un plato excepcional desde el punto de vista vitalizante. La verdad es que la receta de hoy no sabría donde encasillarla pues si bien la papa es una solanacea muy común, la forma en que vamos a presentarla hace de ella un plato plenamente macrobiótico (aunque como nos lean los más ortodoxos nos pueden matar).

No se sabe bien por qué pero la papa cocida con piel da unos picos de 7000 Angstroms en el biómetro, mientras que en crudo sólo emite 2000 Angstroms. Recordad que los pacientes con cancer emiten una radiación en el péndulo de 4800 Angstroms, mientras que una persona sana unos 6500 Angstroms. Lo normal es que un alimento cocinado baje su frecuencia vibratoria al ir destruyendo su estructura energética. Pero en el caso de la papa con piel ocurre todo lo contrario... Así que sabiendo este misterio sobre este rico tubérculo, vamos a elaborar un plato bien macrobiótico y vitalizante.

Yo muchos días es lo que como y os aseguro que nunca he tenido problemas con lo que nos cuentan de las solanaceas (después de una jornada de estudio o una sesión de yoga y meditación a mí me sienta de lujo). Así que sólo queda experimentar y aprender por uno mismo. Disfrutadla. 


Preparación:

Lavar bien una papa mediana con piel; cocerla en un cacillo con agua hasta que esté bien tierna. La escurrimos y picamos sobre un plato, aliñándola con sal no refinada, pimienta negra molida, orégano, levadura de cerveza, semillas tostadas de sésamo y aceite de oliva virgen.

Nota: las hierbas y especias naturales también tienen valores superiores a 7000 Angstroms, el aceite de oliva virgen de calidad roza los 10000 Angstroms y ,para colmo, la levadura de cerveza es un alimento maravilloso por sí mismo (alto contenido de proteinas, así como vitaminas del grupo B y ácido fólico)

15 jul. 2013

Los nuevos niños y la alimentación

A día de hoy, en esto de la alimentación, aun no somos capacez de manifestar una conciencia a la altura de nuestras circunstancias históricas. Dejo aquí un video de un almita despierta para que, con su breve discurso, nos recuerde por donde debemos caminar en un nuevo mundo. Espero que las enseñanzas de este jovencito sabio pueda arrojar luz a muchos que lo escuchen, pues no deja de repetirnos lo que todos deberíamos saber ya: que el comer cadáveres animales fue parte de un proceso evolutivo y que es necesario despertar a una nueva forma más saludable, ordenada, consciente y armónica de obtener energía.

Fijaos como en su disertación emociona y hace saltar las lágrimas de la madre. Pues nada, sigamos sin enterarnos y padeciendo -desde el Ego- el efecto devastador de una sociedad del bienestar: la ignorancia.


11 jul. 2013

Mahkota Dewa


Mahkota Dewa o Corona de Dios es una poderosa fruta procedente principalmente de Malasia e Indonesia. Se puede tomar de diferentes maneras, aunque lo habitual es que vendan el propio fruto deshidratado, troceado y tostado para hacer infusiones. Tradicionalmente se ha usado para tratar problemas circulatorios, cardíacos, diabetes, hipertensión, diarreas, reumatismos o tumores. Esto último es muy cierto, pues numerosos estudios científicos la señalan como tratamiento de alta eficacia contra distintos cánceres (debido a sus altas propiedades antioxidantes). No es fácil de encontrar, y si lo conseguís suele salir unos 10€ los 50 gramos. Nada barato.

Ramen vegetal con fideos soba

El ramen es la versión japonesa de la conocida sopa de fideos chinos. Tiene infinitas posibilidades de preparación, aunque nosotros hemos elegido verduras y unas ricas setas shiitake como 'carne' principal. Yo aconsejo eso mismo, que como sustituto de la carne animal que suele llevar le pongais algún tipo de seta o incluso tofu. Por cierto, en japonés la palabra ra significa estirar-alargar, men fideos y gu es como se denomina a los condimentos que acompañanan a estos. Espero que la disfruteis.


Ingredientes:

Para los fideos (men) y condimento (gu):
Tallarines soba (alforfón)
1-2 setas shiitake deshidratadas
1 trocito de calabacín
1 trozo de cebollín fresco
1 trozo de jengibre fresco
Semillas de sésamo
Aceite de oliva de alta calidad
Sal no refinada

Para el caldo:
2 tazas de agua
1 trozo de alga nori
Salsa tamari
Aceite de oliva de alta calidad
Sal no refinada


1. Cocemos los tallarines, escurrimos y reservamos. Dejamos las setas shiitake 2 horas en remojo para que se hidraten bien. Cortamos éstas y el calabacín en tiras y salteamos con un poco de aceite y sal (podemos usar las verduras que queramos).
2. Para hacer el caldo salteamos unos trozos de cebolla con unas gotas de aceite. Vertimos el agua, añadimos un trozo de alga nori y llevamos a ebullición con un chorreón generoso de tamari. Hervimos durante 10 minutos y dejamos reposar unos 5 min.
3. Preparamos en un recipiente hondo los tallarines, y agregamos el caldo con un colador hasta la superficie de estos. Decoramos con las verduras que habíamos salteado, añadiendo cebollín picado, jengibre fresco rallado y semillas de sésamo ligeramente tostadas.

10 jul. 2013

Plato combinado 1

Empezamos con la serie de platos combinados; hemos elegido para hoy un hummus tradicional, un poco de kasha salteada y un nituke sencillo. Teneis la receta del Hummus aquí, la del Kasha aquí y la del Nituke aquí. Un menú delicioso para degustar lentamente. Disfrutadlo.

 
Hummus de garbanzos
Kasha picante con shiitake, champiñón y calabacín
Nituke de cebolla y zanahoria

8 jul. 2013

Pizza macrobiótica de centeno

Aprovechando que es verano y tenemos tomates de calidad, vamos a preparar una suculenta pizza macrobiótica. A la base de tomate natural le hemos añadido espárragos verdes y campiñones, pero podeis ponerle otras verduras que considereis oportunas. Os aseguro que está bien rica esta pizza... y encima sin harina de trigo. ¿Por qué los macrobióticos ortodoxo le dan tanto bombo al tema de las solanaceas y no hablan de los perjuicios de este cereal? Creo que el ser tan, tan ortodoxo hace que termines identificándose con unas normas o pensamientos autoimpuestos, cerrándote a contemplar otra posibilidad más allá de lo que te identifica. ¿Qué es más benficioso a nivel fisiológico para el organismo: un tomate del huerto o un arroz con pollo siguiendo los principios yin-yang? Sí, la tradición histórica cuenta, pero también aprendamos a ser sabios por nosotros mismos y a la altura de nuestro tiempo.
 
 
Ingredientes

Masa de harina integral de centeno (mirar receta)
2 tomates grande y maduros
1 cebolla mediana
1 zanahoria
1 pimiento verde
1 trozo de calabacín
1 diente de ajo
4 espárragos verdes
2 champiñones grandes
Pimienta negra molida
Pimienta cayena
Albahaca
Mostaza molida
Orégano
Semillas de sésamo tostadas
Sal no refinada
Aceite de oliva de alta calidad


I. Picamos todas las verduras (menos los espárragos y los champiñones) en trozos pequeños y las sofreiremos a fuego medio con un chorreón de aceite, una pimienta cayena, albahaca y sal. Es importante primero dorar las verduras sin los tomates picados y posteriormente agrearles estos. Sabremos que el sofrito estará en su punto cuando no quede agua de los tomates y las verduras estén blandas y compactas (unos 30 minutos).
II. Preparamos una base de pizza con la masa de harina de centeno elaborada (mejor fina). Recordad que esté bien amasada y trabajada con la harina, quedando consistente y no ‘chiclosa’ o pegajosa.
III. Lavamos y cortamos ahora los champiñones y los espárragos en trozos pequeños. Los salpimentamos así como le añadimos un poco de mostaza molida. Mezclamos todo bien y reservamos en crudo un plato.
IV. Preparamos la masa sobre la bandeja del horno (previamente harinada para que no se nos pegue) y untamos a gusto el tomate elaborado. Añadimos un puñado de los espárragos y champiñones reservados. Horneamos a 180ºC durante unos 20 minutos y listo. La presentaremos con semillas de sésamo tostadas y orégano.

6 jul. 2013

Nituke con gratinado de kasha

Plato típico de la cocina macrobiótica. No consiste más que en un nituke tradicional al que le añadimos una capa de kasha mezclada con harina de centeno. Se hornea todo durante unos minutos y el resultado es delicioso. Recordad que podeis usar las verduras que se considereis adecuadas. Disfrutadlo. 


Ingredientes:

Nituke de cebolla, repollo y zanahoria (mirar receta)
Kasha (mirar receta)
Harina de centeno integral
Nuez moscada
Eneldo
Estragón
Sal no refinada


Hacemos un batido con agua, la harina de centeno y un poco de sal. Le añadimos el kasha y mezclamos todo quedando como unas gachas. Colocamos el nituke en un recipiente para horno y extendemos encima la mezcla elaborada. Espolvoreamos nuez moscada, un poco de eneldo y estragón. Gratinamos unos 10 minutos a 180ºC. Servimos con sésamo tostado.

4 jul. 2013

Una gran alternativa al azúcar: el sirope de ágave

   Hoy traigo una entrada para hablar un poco de este endulzante natural llamado sirope de ágave, en relación y como alternativa al azúcar tradicional de muchos hogares. Dicho producto se está convirtiendo, afortunadamente, en una solución al azúcar industrial, la miel refinada de abejas o a los conocidos edulcorantes artificiales (aspartamo, ciclamatos, sacarina, etc.), los cuales pululan libremente y al amparo de leyes sospechosas en nuestro país.

   Hablemos primero del sirope de ágave… ¿Qué cualidad resaltaríamos con respecto a los endulzantes tradicionales? De entrada diríamos que no posee un tratamiento industrializado tan agresivo como suele ser habitual en otros productos. Y fundamentalmente que el índice glucémico (nivel de glucosa en sangre) que nos produce es bajísimo con respecto a sus más tradicionales competidores. Por ejemplo, el I.G. de este sirope tiene un valor alrededor de 30, mientras que el azúcar blanco da picos de hasta 75-80… Vamos, una pasada para saturar el trabajo de nuestro páncreas y tener tanta glucosa circulando por el cuerpo (hay que tener en cuenta que cuando este índice glucémico es superior a 60 estamos favoreciendo el hiperinsulinismo). La miel industrial tiene un valor de alrededor de 65-70, así que podéis haceros una idea de los valores medio-bajos con que nos beneficia el ágave. Además, todo ello sin dejar de ser un alimento que nos aporta un dulzor extraordinario a nuestros platos, pues es al menos un 20-25% más dulce que el azúcar.


   Podemos comprarlo fácilmente en herboristerías, aunque hay que decir que no es nada barato (no es novedad contaros que las cosas de herboristería son caras), soliendo rondar los 6€ el recipiente de 500ml. Personalmente creo que merece la pena tener un bote por casa e ir experimentando el cambio con respecto al azúcar o la miel refinada.


   Esto nos trae una segunda reflexión… ¿Tan malo es tomar azúcar blanca? Bueno, como se suele decir: malo, malo, no… lo siguiente. Y es que la azúcar refinada es uno de los alimentos que hoy día causa más estragos en la salud del ser humano. ¿Podemos definir de alguna manera a estos cristalitos blancos según lo que nos ofrecen? Sí, VENENO PURO. Con la cantidad de investigaciones y experimentaciones que se han realizado, hoy en día tenemos bastantes conocimientos para afirmar que el azúcar tradicional, el cual está en millones de alimentos y compramos en paquetes de a kilo en supermercados (¿?), puede ser catalogada como sustancia MUY perjudicial para nuestro organismo.


   Hagamos un poco de historia y resaltemos algunos datos sobre este alimento: debemos saber que en la antigüedad el azúcar prácticamente no existía, hasta tal punto que los griegos no tenían una palabra para designarla. Hubo que esperar a la época de Nerón para asistir a la creación de la palabra saccharum para denominar aquel producto. La caña de azúcar fue descubierta para Occidente durante las cruzadas y siglos después, exactamente en 1573, el alemán y doctor Rauwolf afirmó: los turcos y los moros, desde que comen azúcar, no son los guerreros intrépidos de antes. Durante el siglo XVI el comercio y plantación de caña de azúcar fue un negocio redondo para España, Portugal e Inglaterra, a costa de explotar a miles de esclavos en su plantación y manipulación. A partir del siglo XVIII empiezan a asentarse en Europa las refinerías azucareras. Hoy día se consumen en España una media de 40 kilos de azúcar industrial al año por persona… En Estados Unidos el consumo supera los 50 kilos por persona y año. ¿Sabías que una coca-cola u otro refresco similar contienen de 8 a 10 terrones de azúcar? El truco está en tomarla bien fría para no identificar su dulzor.


   Pero… ¿Qué perjuicios nos ofrece este veneno blanco? ¿Tanto daño hace? Aunque parezca increíble, es tal la cantidad de daño, directo e indirecto, que puede causar a nuestro cuerpo que sólo vamos a señalar unos cuantos:
  • Es altamente adictiva. 
  • Ayuda a aumentar la acidez del PH sanguíneo. 
  • Destruye el equilibrio de los minerales en el cuerpo, interfiriendo en la absorción de calcio y magnesio. Por lo que contribuye ENORMEMENTE a crear osteoporosis en nuestros huesos. 
  • Provoca ansiedad, dificultad para concentrarse e irritabilidad (sigamos dándole a nuestros hijos galletas, batidos y dulces para la merienda tras el cole).
  • Causa pérdida de elasticidad y funcionalidad en los tejidos. 
  • Es un alimento excelente para las células cancerígenas y está relacionada con el desarrollo de muchos tipos de cáncer. 
  • Debilita la vista a la larga. 
  • Aumenta y beneficia el dolor menstrual en las mujeres.
  • Ayuda a desarrollar problemas de estómago y colitis ulcerosa. 
  • Provoca caries y gingivitis.
  • Ayuda a desarrollar-mantener enfermedades como el asma, artritis y esclerosis múltiple. 
  • Ayuda a desarrollar piedras en la vesícula. 
  • Desequilibra los niveles de glucosa en sangre, ayudando a desarrollar diabetes. 
  • Destruye la vitamina E, cuya alta deficiencia se caracteriza por trastornos neurológicos debido a una mala conducción de los impulsos nerviosos (¿niños, jóvenes y adultos desquiciados e inestables emocionalmente en nuestra sociedad? No creo…)
  • Incrementa la retención de líquidos en el cuerpo.
  • Aumenta vertiginosamente las probabilidades de sufrir Alzheimer en la vejez…
   
   No merece la pena seguir, ¿no creéis? Bueno sí, creo que merece la pena que veamos también como se refina este producto: en el proceso químico de blanqueado se trata con cal y dióxido de azufre, así como con ácido fosfórico, cloruro de calcio, arsénico, plomo o cobre. ¿Plomo o cobre? Sí ¿Impactante verdad? Pues otro dato para veganos, ¿sabías que el azúcar suele blanquearse también con huesos molidos de animales? Tú mismo…

   Recapitulando: el azúcar industrial es totalmente un producto químico, siendo causa fundamental de hipoglucemia e índices altísimos de glucosa en sangre, lo cual perturba el metabolismo de forma general y provoca desequilibrios graves en nuestro organismo. Esto nos condena, como dice William Dufty, a ser una sociedad pre-diabética.


   En fin, no se trata de prohibir si no de señalar para advertir; cada uno debe hacer lo que cree conveniente desde su propia libertad y responsabilidad. Pero al menos sepamos que cuando ingerimos azúcar industrial (blanca o la falsa morena, en terrones o añadida en alimentos procesados) tengamos conciencia de lo que estamos haciendo.

   Recordemos una vez más que nuestro alimento se transforma en nuestra sangre y ésta riega nuestros órganos y cada célula de nuestro cuerpo, siendo éste el vehículo personal e intransferible que tenemos para desarrollar una tarea concreta a lo largo de lo que llamamos ‘vida’. ¿No será lógico y ‘de suyo’ cuidar el cuerpo que en parte somos? ¿Sí? Pues ojito con ese veneno adictivo llamado ‘azúcar’.

2 jul. 2013

Bolas de arroz integral con sésamo

Aquí os dejo otra forma apetitosa de comer arroz integral cocido. Una buena opción para cuando vais de excursión o al trabajo. Ni siquiera hace falta que os acordeis de los cubiertos para comerlo pues con las manos os sobra. A mí me encantan... aunque, ciertamente, el arroz integral es un rico alimento lo comas como lo comas. 


Ingredientes

Arroz integral
Sal no refinada
Semillas de sésamo
Perejil fresco


Ponemos el arroz en un escurridor e introducimos dentro de un recipiente amplio con agua. Empezamos a lavar bien, removiendo los granos con la mano para quitar el almidón sobrante. Removemos el agua turbia que va quedando y repetimos el proceso hasta obtener un agua clara.
Hervimos en abundante agua con sal hasta dejarlo más blando de lo habitual. Escurrimos, dejamos enfriar y hacemos bolas, las cuales pasaremos por semillas de sésamo previamente tostadas. Servimos con perejil fresco picado.

Col salteada con centeno y tamari

La col es un alimento que uso mucho al cocinar macrobiótica, y en este caso concreto suelo hacer esta receta para acompañar a algún cereal como arroz, kasha o mijo; incluso viene muy bien para formar parte de algún plato combinado. Es bastante sencillo de hacer, bien sanote y suele gustar mucho a los comensales. Disfrutadla. 


Ingredientes:

½  col blanca
½ cebolla
1 cucharadita de harina integral de centeno
1 cucharadita de estragón
Salsa tamari
Aceite de oliva de alta calidad

Cortamos en tiras la cebolla y la col blanca. Añadimos a la sartén un chorreón de aceite y doramos levemente la cebolla. Añadimos posteriormente la col, la harina de centeno, el estragón y mezclamos bien todo. Salteamos hasta pochar ligeramente mientras añadimos un chorrito de tamari en el proceso.